Hizpro

El proyecto lingüístico, tomando como eje el euskara y la condición vasca, es un marco que recoge los aspectos que se refieren a la enseñanza y utilización de las lenguas que se trabajan en la ikastola y que da coherencia al tratamiento de dichos aspectos.

Las ikastolas se definen como enseñanza euskalduna (vascoparlante) de calidad. Esa definición, que prioriza el tratamiento de las lenguas, se concreta en estas características del modelo de ikastola y que marca la dirección/sentido del proyecto lingüístico común de las ikastolas:

  • Promotor del euskara  y de la cultura vasca (euskalduna-vascoparlante).
  • Multilingüismo teniendo al euskara como eje.
  • Integrado en la sociedad.
  • Colaboración activa en toda la comunidad educativa.
  • Innovadora, I+G  (Innovación+Desarrollo).

OBJETIVOS GENERALES 

  • La Ikastola quiere dar a sus alumnos una formación euskalduna con dominio del euskara, y adquirir el compromiso de transmitir, desarrollar y reforzar tanto el euskara como la cultura vasca.
  • Teniendo como eje de la educación y del proyecto lingüístico el euskara, la Ikastola quiere educar a personas euskaldunes (vascoparlantes) multilingües, canalizando la consecución del conocimiento obligatorio de otras lenguas y de su utilización.
  • Asimismo, la Ikastola quiere llevar a cabo la vida interna de su comunidad educativa en euskara y quiere también asegurar la transmisión, desarrollo y difusión del euskara y de la cultura vasca en toda clase de relaciones y en los intermediarios creados para ello.
  • En cuanto al refuerzo del euskara, la Ikastola quiere ser promotora en el proceso de normalización del euskara en las comunidades en las que este se inserta.

El proyecto lingüístico tiene como objetivo niveles de logro de referencia en relación a las lenguas:

  • En Euskara y Castellano consecución del nivel B2.
  • En Inglés, nivel B1.
  • Nivel A2 para la lengua francesa.

METODOLOGÍA

Para responder a los citados objetivos, se necesita una herramienta de trabajo integral relativa a las lenguas que afecte a todo el contexto comunicativo de la ikastola (enseñanza-aprendizaje, relaciones de la comunidad escolar, y relaciones de la Ikastola con su realidad social más cercana). Las funciones de esa herramienta de trabajo son las siguientes:

  1. Analizar las diversas actividades lingüísticas que suceden en esferas tanto pedagógicas como institucionales de la ikastola.
  2. Para responder adecuadamente a las necesidades percibidas, canalizar de manera sistemática y unificada el trabajo colectivo de la comunidad educativa, basado en criterios comunes.

El proyecto lingüístico  afecta a todas las etapas, ciclos y cursos y en el Plan Anual se diseñan las actividades que se llevarán a cabo a lo largo del curso escolar en todos ellos.